Cómo impulsar tu creatividad a la manera de Einstein con un juego combinado

Einstein-final

Han pasado más de 2.200 años desde que Arquímedes corrió desnudo por las calles de Sicilia gritando, » Eureka! » («¡Lo he encontrado!»), pero todavía hay mucho que podríamos aprender de ese momento.

Según la leyenda, el matemático griego descubrió cómo probar que la corona del rey no era de oro puro y descubrió el principio de flotabilidad cuando se bañó y notó que el agua se desbordaba de la bañera al sumergir su cuerpo.

Mientras que el principio de Arquímedes hizo contribuciones significativas a la física, hay otro concepto en esta historia que puede ayudarnos con la creatividad: el juego combinatorio.

¿Qué es el juego combinado?

«El juego combinado parece ser la característica esencial del pensamiento productivo».

– Albert Einstein

El término «juego combinatorio», también conocido como creatividad combinatoria, fue quizás acuñado por primera vez por Albert Einstein en una carta al matemático francés Jacques Hadamard. En un intento por comprender los procesos mentales de los matemáticos, Hadamard le preguntó a Einstein sobre cómo pensaba, bueno, los pensamientos (porque ¿quién no querría un adelanto de cómo funcionaba la mente de Einstein?).

En respuesta, Einstein escribió una carta, posteriormente publicada en Ideas y Opiniones , explicando que su proceso de pensamiento trascendía lo que podía comunicarse en la palabra escrita o hablada, pero que había «una cierta conexión entre esos elementos y los conceptos lógicos pertinentes».

¿Qué quiso decir con esto?

Bueno, Einstein era conocido por tocar el violín siempre que estaba atascado en un problema difícil y a menudo hablaba de cómo la música influía en su forma de pensar sobre las matemáticas y la ciencia. Su hermana, Maja, dijo que a veces después de tocar el piano, se levantaba y decía: «Ya está, ya lo tengo».

Llámalo juego combinatorio, creatividad combinatoria o simplemente intuición. Todos hemos experimentado ese destello de perspicacia, ese momento fugaz en el que una solución que hemos estado buscando se revela en un lugar inesperado.

Si bañarse ayudó a Arquímedes a descubrir el principio de la flotabilidad y tocar el violín ayudó a Einstein a teorizar sobre el tiempo y el espacio, el juego combinado podría ser el boleto para su próximo avance creativo.

Cómo el juego combinado libera tu cerebro y alimenta la creatividad

«La creatividad es sólo la conexión de las cosas». – Steve Jobs

Atascado en el tráfico en el camino neural a ninguna parte

Para entender por qué el juego combinado estimula la creatividad, veamos cómo funciona el cerebro.

Los bloques de construcción del cerebro son las neuronas: células nerviosas que reciben y transmiten señales a lo largo de las vías neuronales. Como escribe el profesor de psiquiatría de Harvard John Ratey en A User´s Guide to the Brain , ciertas vías se forjan al nacer, como las que controlan la respiración y los latidos del corazón. Otros, sin embargo, pueden ser manipulados por el aprendizaje. Así que cuando estás atascado en una rutina, las neuronas de tu cerebro podrían estar literalmente atascadas en un camino neural que has forjado a través de tu comportamiento.

La buena noticia es que puedes desatascar tu cerebro eligiendo hacer nuevas conexiones – forjar un nuevo camino neural. Ratey explica, «Una persona que cambia su comportamiento por la fuerza puede romper el estancamiento requiriendo que las neuronas cambien las conexiones para promulgar el nuevo comportamiento.»

Si te frustran los procesos mentales que no conducen a ninguna parte, es como si tu cerebro tomara el mismo camino al trabajo todos los días porque para eso lo has entrenado. Pero si la autopista está congestionada y estás sentado en el tráfico, depende de ti decirle a tu cerebro que hay una nueva ruta que debe tomar para llegar a donde quieres ir.

traffic

Confort en la familiaridad

Tu cerebro se esfuerza continuamente por el orden y la previsibilidad, y como resultado, puede establecerse bastante en sus formas. Cuando te encuentras con algo novedoso, la parte de la corteza prefrontal dorsolateral (DLPFC) de tu cerebro está conectada para revisar las viejas reglas y aplicarlas a esta nueva situación. No quiere inventar nuevas formas si puede ayudar.

Mientras que volver a los caminos conocidos puede mantenerte seguro y cómodo, también puede obstaculizar tu creatividad. Por lo tanto, es importante tranquilizar esta parte del cerebro si quieres inventar nuevas soluciones. El juego combinado puede ayudarte a hacer esto relajando tu mente.

Tu cerebro, el buscador de patrones

Mientras que la aplicación precipitada de viejas lecciones a nuevas situaciones puede limitar su creatividad, la inclinación del cerebro a buscar patrones también puede fomentar la innovación. Como explica la psicóloga clínica Victoria Stevens:

«Nuestro comportamiento de búsqueda de patrones es una parte esencial del pensamiento creativo, aunque también puede producir falsas suposiciones y sesgos cuando las experiencias previas nos llevan a creencias que no cuestionamos .

Además, encontrar vínculos, conexiones y patrones entre cosas aparentemente disímiles es esencial para el pensamiento creativo».

Así que parece que tu comportamiento de búsqueda de patrones puede servirte en el pensamiento creativo tanto como tú:

  • Cuestiona tus supuestos

  • Intenta encontrar patrones donde parece que no existe ninguno

Ese segundo punto es un área donde el juego combinado puede ayudar. Es difícil conectar los puntos cuando tienes visión de túnel. El juego combinado te permite alejar el zoom, ver la imagen más grande y detectar los patrones. Esto podría explicar por qué Arquímedes relacionó el problema de averiguar si la corona estaba hecha de oro puro con el hecho de que su bañera se desbordó cuando se metió en ella para tomar un baño.

4 maneras de usar el juego combinado para salir de un surco cerebral

Ahora que ves cómo el cerebro humano puede quedarse atascado en una rutina gracias a las vías neuronales y a la afición por lo familiar, ¿cómo puedes liberar tu cerebro y llevarlo por un camino de innovación?

Basado en investigaciones y ejemplos de la vida real de grandes mentes, aquí hay cuatro maneras de salir de la rutina del cerebro mediante el juego combinado:

1. Entrenamiento cruzado de tu cerebro

giphy

Toma una página del libro de jugadas del atleta y entrena tu cerebro. Una corredora olímpica no se prepara para su próxima competencia simplemente corriendo vueltas en la pista; realiza otras actividades físicas como la natación, el entrenamiento con pesas o incluso el pilates, por ejemplo. Cada actividad de entrenamiento cruzado trabaja una parte del cuerpo diferente, pero complementaria, que le ayudará a fortalecerse en su evento en general.

Lo mismo ocurre con tu cerebro. Si eres novelista, prueba tu mano en la poesía. Si eres un pintor, haz una escultura. Si eres un informático, juega con el diseño web.

Con el entrenamiento cruzado creativo así como el físico, el vínculo podría no ser obvio al principio.

Por ejemplo, ¿cómo ayudó tocar el violín a Einstein a teorizar sobre la materia y la energía? Un estudio de la UC Irvine y la Universidad de Wisconsin podría ayudar a arrojar algo de luz. Los investigadores descubrieron que dar lecciones de piano a los niños de preescolar mejoraba significativamente su razonamiento espacio-temporal, una habilidad clave necesaria para las matemáticas y la ciencia, mucho más que dar lecciones de computación, lecciones de canto o ninguna lección.

«La teoría es que como la música está estructurada en el espacio y el tiempo», escribe Ratey en A User´s Guide to the Brain , «al practicarla se fortalecerán los circuitos que ayudan al cerebro a pensar y razonar en el espacio y el tiempo, importantes para las matemáticas».

Así que intenta una nueva actividad dentro de tu campo o relacionada con él; expandirás tus conexiones neuronales y fortalecerás tu cerebro en general.

2. Tomar una ducha (o hacer alguna otra actividad mundana)

En 1990, la NASA estaba desconcertada por el problema de cómo arreglar la lente distorsionada del Telescopio Espacial Hubble, hasta que uno de sus ingenieros se duchó. En una habitación de hotel alemana, el ingeniero de la NASA James H. Crocker notó que la ducha europea era ajustable para adaptarse a diferentes alturas. Se dio cuenta de que, usando ese mismo concepto, podían crear un dispositivo automatizado para llegar al interior del Hubble e instalar ópticas correctivas.

¿Qué estaba en juego aquí? En primer lugar, la creatividad y la relajación podrían estar vinculadas.

Hacer algo aburrido, como ducharse, no requiere un esfuerzo cognitivo sustancial, así que nuestros cerebros son libres de vagar. Y contrariamente a la creencia popular, un cerebro «en reposo» no está realmente descansando en absoluto. Bastante nueva para la neurociencia es la idea de la «red de modo predeterminado», una región del cerebro que se vuelve más activa cuando estamos en reposo, como durante la ensoñación. Algunos investigadores creen que hay una correlación positiva entre la red de modo predeterminado y la creatividad. El vagabundeo mental puede permitir que el consciente ceda el paso al subconsciente, de modo que el cerebro pueda conectar ideas dispares.

Segundo, las distracciones pueden estimular la creatividad. La investigación del profesor de Harvard Shelley Carson encontró que el alto logro creativo estaba asociado con una baja inhibición latente, o la capacidad de filtrar información irrelevante, especialmente si los participantes tenían un alto coeficiente intelectual.

En el caso de Crocker, si hubiera decidido descartar el cabezal de ducha ajustable como irrelevante (después de todo, ¿qué tenía que ver con el Telescopio Espacial Hubble?), se habría perdido por completo su destello de perspicacia. Para la mente creativa, la inspiración se puede encontrar en todas partes. A veces, sólo necesitas distraerte lo suficiente para notarlo.

3. Duerme en él

En cuanto al proceso de descubrimiento, los científicos han propuesto que hay un período de incubación durante el cual «los procesos inconscientes contribuyen al pensamiento creativo». En sus memorias, Un festín movible, Ernest Hemingway revela cómo salvaguardó su creatividad a través de tal proceso:

«Aprendí a no pensar en nada de lo que escribía desde que dejé de escribir hasta que empecé de nuevo al día siguiente. De esa manera mi subconsciente trabajaría en ello y al mismo tiempo estaría escuchando a otras personas y notando todo…»

Y en un capítulo posterior:

«Ya había aprendido a no vaciar nunca el pozo de mi escritura; pero siempre a detenerme cuando todavía había algo allí en la parte profunda del pozo, y dejarlo rellenar por la noche de los manantiales que lo alimentaban.»

Parece que este autor pionero americano estaba en un gran avance de la neurociencia mucho antes de su tiempo.

En 2009, se publicó un estudio de la Universidad de California en San Diego que sugiere que el sueño puede ayudar a la creatividad combinatoria. En particular, los investigadores encontraron que los participantes del estudio a los que se les permitió entrar en el sueño de Movimiento Ocular Rápido (REM), la etapa durante la cual soñamos, mostraron una mejora de casi el 40% respecto a sus anteriores actuaciones en pruebas de resolución de problemas creativos, mientras que los que sólo tuvieron un sueño no REM o un descanso tranquilo no mostraron ninguna mejora.

Los autores de ese estudio formularon la hipótesis de que cuando estamos en REM, nuestros cerebros son más capaces de integrar información no asociada, lo que es esencial para el pensamiento creativo (y puede explicar por qué los sueños son tan extraños).

Así que si te sientes atrapado en un problema, intenta ir a la cama. Puede que tengas una solución más creativa por la mañana.

giphy (1)

4.Indulte a su imitador interno

¿Hay algo verdaderamente original? Según el artista Austin Kleon, la respuesta es no. En 2005, Kleon tuvo la novedosa idea de usar un marcador para tapar las palabras en un periódico hasta que la poesía emergiera de la prosa restante. Incluso publicó un libro de sus poemas para borrar. El problema era que su idea no era tan novedosa después de todo: Otro artista había estado haciendo lo mismo durante 40 años.

Esta realización inspiró la charla TED de Kleon «Robar como un artista» y un libro del mismo nombre, en el que afirma que nada es original y que todos los artistas se basan en trabajos anteriores.

En lugar de plagiar a alguien, inspírese y mejore las creaciones de otros.

¿Qué aspecto podría tener?

  • Si sufres de bloqueo de escritor, compra un paquete de esos imanes de palabras y reordénalos hasta que se te ocurran frases creativas en tu nevera.

  • Si no estás seguro de cómo avanzar en un proyecto, rebota las ideas de tus compañeros y mira si encuentras alguna gema oculta en sus sugerencias.

  • O, si estás construyendo un producto y te quedas atascado en la fase de diseño, busca a los competidores que han hecho productos similares, encuentra dónde están descontentos sus clientes y diseña algo nuevo que resuelva los problemas que tus competidores no han podido resolver.

Como dice Kleon, «Cada nueva idea es sólo un mashup o una remezcla de una o más ideas anteriores».

¡Adiós, Adiós, Brain Rut!

Aunque no hagamos contribuciones científicas como las de Arquímedes o Einstein, es reconfortante saber que incluso las mentes más grandes de la historia se atascaron en una rutina a veces. Si necesitas una nueva forma de pensar, usa el juego combinatorio para darle un impulso a tu cerebro:

  • Participar en un entrenamiento cruzado creativo para expandir las conexiones neuronales de tu cerebro.
  • Deja que tu mente divague haciendo algo mundano, como tomar una ducha.
  • Ve a la cama y deja que tu mente subconsciente conecte los puntos durante el sueño REM.
  • Usar el trabajo de otra persona como un trampolín para la inspiración y la mejora.

Sigue estos consejos, y no pasará mucho tiempo antes de que tengas tu propio momento «¡Eureka!» (aunque esperemos que estés completamente vestido).

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Lo más reciente en TodoTrello: